Inicio CGB Noticias y Eventos Internacional YPFB: inversiones ambiciosas, reservas oscilantes y mercados exigentes
YPFB: inversiones ambiciosas, reservas oscilantes y mercados exigentes
Escrito por Energy Press Bolivia   
Lunes, 06 de Junio de 2011 20:00

Rolando Carvajal - La Fundación Jubileo plantea modificar los actuales contratos con las petroleras y sugiere que en vez de costos recuperables, sujetos a porcentajes y revisión, se establezcan costos fijos de recuperación. Reconoce que el Gobierno está buscando la mejor manera de fortalecer el sector hidrocarburífero y señala que es importante la crítica pero también el aporte.

“De pronto nos llega la noticia de que son 56 las áreas reservadas y no 33 y no sabemos tampoco cómo se las ha definido... algunas están incluso dentro de áreas protegidas o tierras comunitarias de origen pero nadie se interesa en saber por qué son esas áreas”, reflexiona Célica Hernández, la especialista de la Fundación Jubileo al señalar la importancia de la participación de la sociedad civil en las decisiones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Célica Hernández, es responsable del Área de Industrias Extractivas de la Fundación Jubileo y como tal organizó el seminario sobre el “Desarrollo hidrocarburífero desde una visión regional y nacional”, auspiciado por la Fundación Jubileo en La Paz, para recoger impresiones sobre lo que la sociedad civil piensa acerca de lo que ocurre en el sector.

El evento incluyó dos presentaciones: la de Víctor Hugo Carazas, acerca de lo que está pasando en Ecuador, Argentina, Brasil, Chile y Perú, “un panorama regional y cómo encaja Bolivia en ese escenario”, dice Hernández.

La segunda correspondió a Sebastián Daroca, ex vicepresidente de operaciones de YPFB y ex secretario de la Prefectura de Tarija, consistente en un diagnóstico nacional y los desafíos, con posibles oportunidades que el país considera aún que tiene.

Participaron varios analistas invitados, cuyas exposiciones se difundirán en próximas ediciones, así como representantes de la sociedad civil, colegios de profesionales quienes emitieron opiniones y propuestas sobre la política hidrocarburífera boliviana. Célica Hernández conversó con Energy Press sobre la coyuntura de YPFB.

ENTREVISTA FUNDACIÓN JUBILEO

¿El entorno regional es más alentador que en Bolivia?
–La similitud es que todos necesitamos energías hidrocarburíferas y cómo garantizamos fuentes confiables de suministro. Brasil con su descubrimiento en El Presal (costa atlántica) ha quedado tranquilo, al parecer ha sido un hallazgo bastante interesante para garantizar la seguridad energética de este país. Argentina tiene su gas no convencional y sus crecientes importaciones de LNG. Perú que ya anda por su tercera planta licuefactora- regasificadora de LNG que se va a convertir en uno de los principales exportadores con su campo de Camisea. Y luego Chile que presenta una necesidad energética insatisfecha todavía y una posición boliviana que no puede garantizar el suministro a este país por problemas limítrofes. Tenemos un Ecuador con un escenario similar al de Bolivia por la renegociación de los contratos y modelos de contrato de servicios que está aplicando en la mayoría de sus campos productores, siendo interesante también los resultados que vaya a mostrar a partir de estas política similares a las bolivianas.

Cada país anda preocupado por garantizar su seguridad energética. Bolivia puede ser una opción en la medida que sea un vendedor serio y cumpa con los compromisos asumidos. Hay un contrato con Argentina que ha sido renegociado el 2010 a pesar de que data tan sólo del 2006, no en cuanto a precios, ciertamente, sino a un ajuste en el programa de entregas. El año pasado ya deberíamos haber llegado a los 27.7 millones de metros cúbicos (mmmcd) y esperamos llegar a 11 millones, con la inauguración del gasoducto Juana Azurduy de la parte boliviana prevista para estas semanas , aunque si revisamos el cronograma de entregas que ha sido renegociado, los 27.7 millones los vamos a entregar en el 2021.Ahí la preocupación es cómo atraemos inversiones, cómo incrementamos reservas y como atraemos a los mercados y cómo llegar a abastecer otros, aunque lo primero es cumplir los compromisos actuales.

¿YPFB estancada por saturación?
–Es un factor que no podemos dejar de lado. Ya son seis años del proceso de cambio y han sido seis presidentes de YPFB y cinco ministro de Hidrocarburos y entonces para dar continuidad a una política se debe dar continuidad a las autoridades que establecen estas políticas. Es una empresa que está tratando de despegar. De pronto se le vino la nacionalización, y la industrialización y la administración-operación d e toda la cadena de hidrocarburos, tal vez han sido demasiadas actividades para YPFB de un día para el otro. De pronto ha tenido que asumir contratos, comercialización, mayoreo, encargarse de las refinerías, de las capitalizadas, en fin. El tema es tratar de avanzar, se ha dado pasos importantes. Creo que el tema de la recuperación por parte del estado de la cadena de valor de los hidrocarburos es importante pero también influye mucho la capacidad técnica, financiera, el recurso humano (ahora van a incorporar nuevo personal, ingenieros petroleros y geólogos con la tarea de incrementar las reservas y potencial el sector. Veremos de cerca cómo va esta tarea de asumir toda la cadena.

¿Inversiones ambiciosas.. pero y la otra industrialización?
–La inversión proviene de parte de YPFB y de las subsidiarias, y responde asimismo a un panorama internacional donde vemos que por la crisis no solamente son las petroleras privadas las que están realizando las inversiones más significativas del sector sino las estales que aportan un poco más en exploración y explotación de hidrocarburos, justamente por la necesidad de cubrir esa demanda interna, primero. Y no es YPFB la única estatal que está asumiendo semejantes inversiones, sino que a nivel mundial las estatales liderizan la inversión petrolera. Pero también es importante reconocer el monto que se está invirtiendo. Comparamos los 11.300 millones de dólares que plantea el plan de inversiones YPFB propuesto para el periodo 2009-2015 y es una cifra similar a los 11 mil millones que durante los últimos 10 años los distintos gobiernos han destinado a la inversión pública, ahí surge la duda de si esos once mil millones deberíamos seguir invirtiendo en el sector, o tal vez destinarlos a una visión productiva diferente. Es, por otra lado una inversión no del todo financiada; se va a buscar financiamiento y supongo que se recurrirá al endeudamiento interno y externo para cumplir este plan tan ambicioso.

¿Hay problemas de horizonte, de perspectiva diversificadora?
–Pero el tema es también cómo estamos diversificando la economía en otros sectores y qué monto le estamos destinando a esta diversificación económica. Vamos a seguir exportando materias primas como el gas natural o vamos a industrializarlo, y además hay que encontrar gas, que es el otro tema. O vamos a industrializar otros sectores de la economía. O a dedicarnos más a la parte productiva, a la agroindustria, el turismo, la manufactura, a ese otro tipo de industria que sentimos como Fundación Jubileo que está relegado por el tema hidrocarburos.

¿Cómo está encarando YPFB la coyuntura?
–Los resultados del trabajo se van a ver en el camino. No podemos juzgar ahorita, entendemos la tarea que tiene, de fortalecer el sector y está buscando la mejor manera de hacerlo. Ya veremos si los nuevos contratos bajo el modelo de contratos de servicios que se están negociando tienen sus resultados y nos permiten un incremento de reservas y cumplimiento de los contratos de exportación, pero creo que eso no lo podemos prever ahora. El tiempo demostrará si fue correcta la política aplicada o debería ser redireccionada.

¿No es mejor prevenir antes que esperar y lamentar?
Es complicado. Me imagino que la política está respondiendo a una serie de análisis gubernamentales, que nace de una coordinación de políticas interinstitucionales y entonces creo que los resultados se van a ver en el camino.

¿Molesto el sector oficial por el seguimiento?
Hay que diferenciar. Jubileo es crítica, pero genera propuesta; s una parte muy necesaria de la crítica que se realiza, está bien observar pero también generar propuesta y no esperar que todo lo defina el gobierno. Estamos presentado una propuesta para que se inserte aspectos de transparencia y control social en la ley de hidrocarburos, otras propuestas son los incentivos a la inversión petrolera, y ahí radica la diferencia. El seguimiento a la política es muy importante y todavía no sentimos que la sociedad civil se involucre en el tema de monitoreo y vigilancia de lo que pasa en hidrocarburos. Evidentemente hay instituciones que se dedican al análisis pero es importante que la sociedad en su conjunto se involucre. De pronto nos llega la noticia de que son 56 las áreas reservada y no 33 y no sabemos tampoco cómo se las ha definido... algunas están incluso dentro de algunas áreas protegidas o tierras comunitarias de origen pero nadie se interesa en saber cómo se las ha definido, por qué son esas áreas. Y eso afecta a todos, por la parte positiva (regalías como regiones productoras) o negativa, por el efectos e impactos socioambientales. Creo que el involucramiento de la sociedad civil es fundamental y todavía es algo que todavía no sentimos en nuestra sociedad.

¿Qué modificar en los contratos para atraer las inversiones?
Más que proponer una modificación a los contratos hemos mostrado como un parámetro de referencia los modelos de contrato, bajo el régimen de servicios, que están aplicando México, Ecuador e Irak y los incentivos que se están incorporando en esos contratos. Ha habido interés por ejemplo en los contratos ecuatorianos, por un segunda tarifa que se paga a las empresas en la medida que vayan encontrando mayores reservas de petróleo, Es un tema interesante que el Ministerio o Yacimientos pueden interiorizarse, lo que ponemos es una serie de opciones que se están manejando en otros países, como una propuesta a ser considerada o archivada, pero creemos que es importante plantear opciones.

¿CPE, nacionalización y normativa son las limitantes?
–La CPE es un paraguas que establece lineamientos generales. Ya en la reglamentación y la nueva ley de Hidrocarburos se verá los tipos de incentivos que pueden crearse.

¿Dos ejemplos viables de modificación de contratos?
Uno es el plus que se les da a las empresas para incrementar las reservas. Otro es que en vez de costos recuperables sujetos a porcentaje y revisión, se establezcan costos fijos de recuperación, es decir un costo por barril o por millar de pie cúbico y sobre eso en la medida en que las empresas reduzcan sus costos, su ganancia será mayor en vez de irnos hacia arriba, irnos hacia abajo. Es algo interesante que se puede analizar, son opciones puestas sobre la mesa.

Fuente: http://www.hidrocarburosbolivia.com/bolivia-mainmenu-117/semanarios-mainmenu-126/42981-ypfb-inversiones-ambiciosas-reservas-oscilantes-y-mercados-exigentes-.html