Inicio CGB Noticias y Eventos Nacional En 2008, ABC definió un trazo que atraviesa por el TIPNIS
En 2008, ABC definió un trazo que atraviesa por el TIPNIS
Escrito por ERBOL   
Miércoles, 03 de Agosto de 2011 00:00

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) definió en el Documento Base de Contratación (DBC) de la empresa constructora de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos una ruta que atraviesa el territorio del TIPNIS.

El presidente ejecutivo de la ABC, Luis Sánchez, afirmó, el martes, en una entrevista con radio Erbol que en ningún momento se estableció un diseño de la carretera ni se encargó la realización de un estudio del diseño.

No obstante, el Documento Base de Contratación que acompaña a la Licitación Pública Internacional 001/2008 indica en la parte de “Descripción del proyecto” lo siguiente: “La carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos tiene una longitud aproximada de 306 kilómetros, pasará por las siguientes poblaciones: Eterazama, Isinuta, Puerto Patiño, Santísima Trinidad, Puerto Santo Domingo, Puerto Esperanza, Monte Grande, El Retiro y San Ignacio de Moxos”.

Este trazo atraviesa el parque TIPNIS y en el mismo documento se detalló seis tramos con sus respectivas distancias (ver infografía).

Asimismo se indica que la zona presenta una topografía semi ondulada y plana, “con presencia de ríos y arroyos en el área de influencia del proyecto”.

En el DBC se precisa que “para la preparación de la propuesta, al ser éste un contrato ‘Llave en Mano’, los proponentes (empresas) asumirán la responsabilidad total del diseño final”.

La Contraloría General del Estado (CGE), en un informe del 14 de junio de 2010, replica la misma distribución de los kilómetros que está consignado en el Documento Básico de Contratación.

En este documento se indica que recibida la “orden de proceder” escrita de la Administradora Boliviana de Carreteras para la ejecución del proyecto, el contratista (es decir la empresa Bratt OAS) procederá con la elaboración del estudio a nivel de “diseño final” porque “todo cálculo, aseveración, proyección o dato deberá estar justificado conceptual y analíticamente, no se aceptarán estimaciones o apreciaciones del consultor sin el debido respaldo”.

En ese documento se indica que el estudio a ser realizado por la empresa debe tener un diseño final, antecedentes (localización, situación actual), estudios básicos de ingeniería (geología y geotecnia), estudios básicos de topografía, estudio de suelos, estudio de tráfico, estudios hidrológicos e hidráulicos, estudio de materiales de construcción, diseño de ingeniería, análisis de precios unitarios, cómputos métricos y volúmenes de obra, presupuesto, elaboración de especificaciones técnicas y otros estudios.

El DBC define las reglas de juego del proyecto a ser licitado, en este caso las característica de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Así establece que el consultor debe realizar un estudio completo de ingeniería para determinar la inversión, “que permita establecer la rentabilidad mediante una evaluación socioeconómica”.

En los estudios básicos de ingeniería, dice el documento, se debería incluir aspectos como el levantamiento topográfico.

“El estudio incluirá todos los trabajos topográficos necesarios para poder presentar en planos las características topográficas del lugar donde se emplazará el proyecto, este levantamiento será de planta – perfil y de secciones transversales, en una franja de terreno cuyo ancho mínimo será concertado con la ABC”.

Asimismo, el consultor debería realizar estudios geológicos y geotécnicos, en base al alineamiento definido en el diseño geométrico. Este estudio deberá suministrar datos suficientes de la mecánica de suelos, rocas y características de la zona.

Una sentencia respalda a indígenas
La CIDOB anunció que iniciará un juicio contra el Gobierno del presidente Evo Morales porque no aplicó el mandato constitucional de la consulta, en el caso del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), entre otros, y no descartó usar como prueba a su favor un fallo del Tribunal Constitucional que reconoce la consulta como un derecho.

La información fue brindada por la vicepresidenta de esa organización indígena, Nelly Romero, quien indicó que en el actual Gobierno se vulneraron sus derechos, sobre todo en la aprobación de normas legislativas que los involucra. Una sentencia dictada por el Tribunal Constitucional, en octubre de 2010, otorgó a los pueblos indígenas Saramaka v. Surinam, así como al guaraní del Itika Guazu, la posibilidad de veto a proyectos de magnitud dentro de su territorio, que consideraron los iba a afectar.

De tal forma que para Romero el Gobierno pone como excusa que la consulta no es de carácter vinculante, para no ejecutarlo. “El Gobierno ya habla a su conveniencia (sobre la consulta) si es o no vinculante, hasta nos han dicho que sólo ellos tienen derecho de opinar y no nosotros”.

El asambleísta Fabián Yasik del MSM dijo que esta sentencia se constituye en una prueba preconstituida que da razón a los indígenas.

Erbol/Pagina Siete